Saltar al contenido

Oración al Espíritu Santo para el dinero

Cuando la desesperanza no te deja dormir porque la economía viene en bancarrota, intenta mejorar tu ánimo, pidiendo al Espíritu Santo con una poderosa Oración para que el dinero, te vuelva a acariciar las manos!

1. Para aumentar mi riqueza

Oración al Espiritu Santo para el dinero

Espíritu de Dios Omnipotente, cúbreme de tu Misericordia y no permitas que me falte el dinero imprescindible para que pueda disfrutar la vida, como una persona de bien, trabajadora… lo merece! Te traigo esta plegaria tan sentida para que me escuches… para que lo pienses!

Mis riquezas han caído de repente… mis finanzas no las puedo controlar… Espíritu Santo, estoy sumida en un desbarranco, que no para de acechar! Tú eres mi Guía más Divina y tu palabra habré de tomar, como la enseñanza más certera para no bajar los brazos y luchar!

El dinero no lo es todo, pero Tú, Espíritu y Guía, sabes que lo material, forma parte de la dignidad del hombre, de su propio sustento y de su realidad… Necesito acrecentar mis fortalezas… mis ahorros ya no están!

Dame, por favor, Espíritu de Dios, la abundancia que hoy ansío (habla de la urgencia por aumentar tus finanzas), el monto de dinero es (di la cantidad estimada que te urge tener). Te agradeceré por siempre, yo soy (nómbrate a ti misma) y guardo plena confianza en tu gesto y tu clemencia!

Seré, Espíritu divino, el eje de virtud, en donde descansará mi rezo pleno de humildad y gratitud! Te rodearé de Oraciones, en donde habré de plasmar, toda la alegoría, del Cristiano vehemente, que con toda gratitud su plegaria rezará!

Padre Celestial, en el Divino Espíritu Santo dejo mi petición… Siempre realzaré tu nombre con fina devoción! Hazme el favor que pido, junto a los Ángeles, oh Dios! Y llevaré cual broche, tu nombre prendido en mi corazón!

Ilumina mis finanzas y dales tu bendición, para que mañana encuentre, más dinero en un rincón!… Prometo no derrocharlo ni dejarlo sin cuidado… Los billetes que me traigan tu Milagro confirmado, serán mi gran alegría y mi dicha sin igual! Loado Espíritu Santo, Dios de Israel… siempre serás mi Verdad!

Amén

2. Para la prosperidad


Santo Espíritu de Dios! Loado y Alabado Seas, en tu lecho Celestial! Vengo a rogarte esta tarde por mis bienes materiales… y por mi prosperidad… Oh Espíritu de Dios alado… dame tu generosa ayuda y también tu Bendición!

Mi rezo es parte del credo que guardo en mi corazón, Señor y Dios de los mares, de la Tierra y de todo lo restante… vengo a solicitarte, mi sentida petición… Renuévame la esperanza, que se fue de mi ilusión!

Mi bienestar no es el mismo, mi familia está carente de tantos requerimientos, que ya ni puedo nombrarlos, porque sería un exceso, Oh, Espíritu Santo amado… comprende mi desesperanza y más aún… mi dolor!

Necesito me prodigues el sustento necesario, que vengo a implorarte hoy! (Pide tu necesidad) Mis hijos pasarán hambre, si un Milagro no ha de haber! Voy a creer en ti, Justo, Glorioso e Inmaculado… Eres Espíritu Santo!… El Alma del mismo Dios! Soy tu sierva (nómbrate) de por vida, apiádate, por favor!

Mis dificultades aumentan y mi trabajo ya afloja… Quiero mantenerme intacta, pero mi fe se desploma! Búscame ese Milagro, deposítalo en mi cuenta, amado Espíritu Santo, no me abandones, te pido! Tú eres mi mayor apuesta! Oh, Venerado y Glorioso! Déjame salir de esta!

Dame sabiduría para calmar mis carencias…Con tus armas poderosas, podré lograr que mis cuentas se vayan normalizando y mi bienestar renueve, el malestar momentáneo! Mis negocios se acomoden y mi dinero se afiance… Tú Espíritu Divino, Esencia del Creador, dará con su gran Bondad, la paz a mi corazón!

Así Será!